Polaquiuria: causas

La necesidad frecuente de orinar puede ser un síntoma de muchos problemas diferentes. Orinar con frecuencia es un signo clásico de la infección del tracto urinario, donde la inflamación reduce la capacidad de la vejiga para retener la orina. Otras causas comunes incluyen: 1

  • Diabetes. El cuerpo trata de deshacerse de la glucosa no utilizada a través de la orina. La micción frecuente suele ser un síntoma temprano de la diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. La diabetes también puede dañar los nervios que controlan la vejiga, causando micción frecuente.
  • Embarazo. El útero en crecimiento pueden ejercer presión sobre la vejiga, causando micción frecuente, incluso en las primeras semanas de gestación.
  • Problemas de próstata. Un agrandamiento de la próstata puede presionar la uretra y bloquear el flujo de orina, causando que la pared de la vejiga se irrite. La vejiga se contrae incluso cuando contiene cantidades pequeñas de orina, causando micción frecuente.
  • Uso de diuréticos. Los medicamentos que se utilizan para tratar la presión arterial alta o para eliminar el exceso de líquido del cuerpo, pueden causar micción frecuente. El alcohol y la cafeína pueden actuar como diuréticos y pueden empeorar los síntomas.
  • Cistitis intersticial. Esta condición de causa desconocida se caracteriza por dolor en la vejiga y la región pélvica y, a menudo conduce a la micción frecuente.
  • Derrame cerebral u otras enfermedades neurológicas. El daño a los nervios de la vejiga puede causar dificultad para controlarla.
  • Síndrome de vejiga hiperactiva. La vejiga hiperactiva es un problema con la función de la vejiga que causa una repentina urgencia de orinar. El impulso puede ser difícil de parar, y puede conducir a la pérdida involuntaria de orina (incontinencia). También puede dar lugar a despertar una o más veces durante la noche para ir al baño.

Las causas menos comunes incluyen:

  • Cáncer de vejiga. Los tumores ocupan espacio o causan sangrado en la vejiga, lo que puede llevar a orinar más frecuentemente.
  • Disfunción de la vejiga.
  • Terapia de radiación.

Recursos externos

Referencias

  1. “Urinary frequency”. The Merck Manuals: The Merck Manual for Healthcare Professionals. Consultado el 16 de enero de 2015.